El nuevo rol de contable y su relación con el ERP

El nuevo contexto globalizado del mercado, acompañado del aumento en el uso de las tecnologías en las empresas y los cambios en la demanda de información contable, han ocasionado un cambio en las funciones del contable y su relación con el sistema ERP.

En este sentido, existe evidencia de que el papel tradicional de los profesionales, entendido como la identificación, medición y comunicación de información de carácter económico-financiera, se ha visto modificada, no solo con la entrada y gestión de contenido social y de gobernabilidad del negocio sino su relación con otras áreas, anteriormente reservadas a los profesionales informáticos.

El Contable y el ERP

Los sistemas ERP, remarcando que bien implantados, producen cambios en la función contable. Al centrarse más en todos los procesos de negocio de la empresa que en las funciones empresariales tradicionales, los ERP han contribuido a difundir un conocimiento que antes quedaba reservado al ámbito contable hacia otras áreas organizativas. En este aspecto ha disminuido el papel del contable en las tareas de registro y la de proporcionar información necesaria para la toma de decisiones.

Un sistema ERP conlleva la centralización de la información relativa a diferentes áreas de la empresa, lo cual conlleva a la centralización de determinadas funciones que anteriormente se descentralizaban como la mejor manera de afrontar la dispersión e incertidumbres que generaba.

La centralización que caracteriza un ERP hace al mismo tiempo necesario la descentralización de los datos y la información generada por la empresa para que los mismos usuarios puedan introducir datos en el sistema y obtener informes en tiempo real. Pasando las funciones de los contables a educadores y asesores que la de elaboradores de la información económico-financiera.

Estos aspectos presentan ventajas para encarar la reorientación de las funciones de los contables y su relación con el ERP, que pasan por generar informes más específicos para dirección y actuando como analista de esa información.

Nuevas actividades para el contable

El acceso en tiempo real a la información contable en toda la organización genera energías positivas, reducción de tareas duplicadas, se dispone de más tiempo y favorece por ejemplo a una respuesta rápida a las decisiones que lo requieran.

Los contables pueden centrar su atención a la reducción de asimetrías de información que permanecen a pesar de la integración que realiza el software, evitar contabilidades paralelas o manipulaciones por parte de los usuarios y solucionar problemas con el ajuste de los informes y el cumplimiento de las legislaciones.

Compatibilizar la información con las nuevas políticas de buen gobierno corporativo generan que las tareas del contable estén más orientadas con los sistemas de información de toda la empresa que no solo las de su departamento.

El contable también verá aumentada su participación en el análisis e interpretación de la información proporcionada por el sistema, así como tomado el rol de asesoramiento al resto de responsables de negoció.

Conclusión: la nueva adaptación del contable al ERP

 Como consecuencia las empresas buscan contables que se responsabilicen de asesorar en el desarrollo de estrategias para la toma de decisiones y que propongan iniciativas en la implementación de nuevas tecnologías.

En definitiva, el contable se convierte en un gestor del sistema de información.

El perfil del contable idóneo adquiere nuevos roles. La necesidad de una sólida formación en sistemas y técnicas contables persiste, pero no es suficiente para desarrollar su trabajo. El contable debe conocer bien su sistema ERP, sus procedimientos y operativa, más allá del nivel de un simple usuario.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
CONTACTO
small_c_popup.png

Contacta amb nosaltres

Necessites una demo?