Prácticas para una transformación digital efectiva

La transformación digital es una aventura desafiante, pero también lleno de incertidumbre. Disponer de un marco de buenas practicas puede ayudar a mitigar riesgos y minimizar pasos falsos

En la nueva economía digital, aquellos negocios que no agreguen valor digital a sus productos y servicios se verán debilitadas frente a su competencia ya que quedaran sin valor agregado frente a quienes ofrezcan ese valor a través de la innovación digital.

Entender que la digitalización es la base para gestionar lo difícil y poder crecer y lo digital es la base para innovar y dar verdadero valor a los clientes que cada vez buscan productos y servicios más sofisticados y personalizados, es el punto de partida para comenzar la transformación. Sin una digitalización efectiva la transformación será un camino lleno de obstáculos.

Incluir todos los integrantes de la organización en la transformación, no es solo un tema de los informáticos.

Por lo general los negocios asumen que este proceso es solo informático, lo cual es un gran error, dado que la tecnología es un facilitador de la nueva empresa, es un factor crítico del éxito que todo el negocio se ponga al frente del proceso de transformación.

Definir una buena visión del negocio sin restricciones tecnológicas.

Este es el segundo factor de éxito. Si la nueva visón del negoció está restringida por la plataforma actual, es posible que se limite y mucho la capacidad de innovación, por consiguiente primero se debe definir la visión y luego analizar el esfuerzo necesario y como llegaremos a hacerla realidad.

Poner la arquitectura como visión compartida del programa de transformación.

No solo la arquitectura técnica, sino sobre todo la arquitectura de negocio. Llevar a cabo proyectos de reingeniería de procesos de negocio orientados a la nueva arquitectura, facilitara las estimaciones y planes.

Experimentar y trabajar en nuevas iniciativas.

Una de las tareas de los responsables de la transformación será diferenciar lo que realmente sirve de lo que es una moda pasajera. Es pues imprescindible disponer de capacidad para poder experimentar tecnologías a través de pequeñas iniciativas, las cuales permiten coger experiencia y conocimiento. Trabajar con proveedores de confianza y llegar a buenos acuerdos es muy importante.

Crear equipos multidisciplinarios.

Uno de los efectos colaterales de la transformación digital es la necesidad de convergencia de diferentes disciplinas, son necesarios equipos que integren diferentes habilidades y conocimientos, tanto de negocio como de TIC. Llegar al punto de poder incluir al cliente conllevaría grandes beneficios.

Ser perseverante y paciente.

Como proceso tendrá problemas y nos debemos preparar para ellos. Lo importante es comenzar y tener claro de donde estamos y donde queremos estar, trabajar al mismo tiempo en diferentes subproyectos de transformación.

Si el proceso de transformación ha sido satisfactorio es probable que muchos de los componentes de nuestra plataforma tecnológica sean obsoletos y serán reusados por el proceso de transformación, aunque que esto tambien conllevara una mayor velocidad de implantación.

Y no olvidar que lo realmente importante es comenzar el proceso, porque seguramente la competencia ya lo habrá comenzado.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
CONTACTO
small_c_popup.png

Contacta amb nosaltres

Necessites una demo?