Evitemos el desperdicio de recursos

Estamos en época de reducción de costes, la nube nos permite reducir las inversiones necesarias en tecnología.

Imaginemos un mundo perfecto, donde no exista el crimen, la discriminación, el hambre y otros males de la humanidad, imaginemos que en este mundo todos los recursos están bien aprovechados, donde cada persona o empresa adquiere y utiliza exactamente lo que precisa, sin un malbaratamiento de recursos o dinero.

Infelizmente este mundo es una utopía, pero esta afirmación es válida  cuando nos referimos a las tecnologías de la información, donde aparece una solución llamada Cloud Computing.

A través de la nube las empresas pueden contratar los recursos TI necesarios de acuerdo con sus necesidades de uso, evitando de esta manera el desperdicio que se produce en la adquisición de nuevos equipos.

Cuando se adquiere un sistema o una infraestructura de servidores donde se ejecutaran estos sistemas, los servidores son dimensionados de acuerdo con su uso futuro y nunca de acuerdo con las predicciones de su uso actual.

Por ejemplo, si se adquiere un servidor que soportara 15 usuarios el primer año, 50 en el segundo y 100 en su tercero, la adquisición se realizara proveyendo esos 100 usuarios finales desperdiciando un 85 % de esa estructura el primer año, un 50 % el segundo y solo llegando a hacer un uso completo en su tercer año, siendo este el último año de la vida útil del mismo.

Sumando los 3 años nos encontramos con un desperdicio del 78 % de la inversión realizada.

La nube es una solución a este desperdicio de inversión, pues nos permite que nuestra empresa contrate los recursos  necesarios en el momento actual y en el caso que crezcamos y necesitemos más recursos, estos los contrataremos de forma puntual y granular, pagando exactamente lo que consumimos.

A parte de estos beneficios se pueden mencionar muchos otros, su alta disponibilidad, su acceso desde cualquier punto, disminución de los costes de mantenimiento y soporte técnico por no mencionar muchos más.

¿Cómo podemos migran pues hacia la nube?

Si como he mencionado los beneficios son enormes, ¿debo migrar inmediatamente todo hacia la nube, es este proceso fácil y solo se trata de contratar y migrar?.

En teoría si, la nube esta lista y disponible para que migremos, pero en la práctica es necesario un análisis de nuestros sistemas y necesidades actuales, planificar una migración pensando en los beneficios que comporta para el negocio y no simplemente en los beneficios desde un punto de vista técnico.

Es aquí donde es necesaria una visión estratégica que tenga en cuenta ambas realidades para que el proyecto de migración consiga los retos y objetivos que el negocio se ha marcado, entendiendo las necesidades de la empresa y sus usuarios, las reglas de negocio, la disponibilidad y seguridad de nuestros sistemas, garantizando una migración completa, de comienzo a fin,  sin paralizaciones y otros traumas.

Desde h2i2t trabajamos y aportamos el conocimiento y experiencia necesarios para que todo este proceso termine con éxito.

Facebook
Twitter
LinkedIn
small_c_popup.png

Documento

¿Como me adapto al control horario obligatorio?

small_c_popup.png

Contacta con nosotros

¿Necesitas una demo?